La costra láctea son como escamas pequeñas, de color blanquecino a amarillo, en la cabeza del bebé. Se forman en el cuero cabelludo como resultado de la dermatitis seborreica y también pueden aparecer en las cejas e incluso en la cara.

Preparación: 10min

Conservación: 12 meses

Material: Báscula

Packaging: botella de vidrio oscuro de 30 ml

INGREDIENTES

15g de aceite de avena

15g de macerado de caléndula

5 gotas de vitamina E

PREPARACIÓN

Vierte los ingredientes uno a uno en la botella. Ciérralo, luego agítalo suavemente.

CONSEJOS DE USO

Unas horas antes del baño, masajea suavemente el cuero cabelludo de tu hijo con unas gotas de esta mezcla que aflojará las costras. No tengas miedo de masajear esta área, sólo hazlo suave. El cerebro del bebé no teme a nada. Lávale el cabello y luego péinalo con un cepillo suave.

BUENOS CONSEJOS

– Evita rascar la costra láctea, puede estimular la producción de sebo y empeorar el problema.

– Lavar la cabeza del bebé con un producto suave sin sulfatos. Enjuaga bien y sobre todo, no olvides secarle suavemente la cabeza.

– Cepilla el cabello del bebé con un cepillo adecuado y muy suave para no atacar su cuero cabelludo.

×
Cart
error: Contenido Protegido!!