¡Natural no significa inofensivo!

No improvises como terapeuta. Los aceites esenciales son muy poderosos. A continuación, a título indicativo, te dejo una lista no exhaustiva de aceites esenciales estrictamente prohibidos para mujeres embarazadas, salvo consejo médico (CT = quimiotipo).

Los aceites esenciales cetónicos

Neurotóxicos y abortivos en dosis elevadas (pueden provocar abortos espontáneos y provocar la pérdida del bebé), deben evitarse durante todo el embarazo.

– Salvia officinal (Salvia Officinalis ssp. Officinalis)

– Cedro del Atlas (Cedrus Atlantica)

– Romero con alcanfor (Rosmarinus officinalis CT Camphor)

– Hisopo (Hyssopus officinalis ssp. Officinalis)

– Menta (mentha x piperita)

– Cantueso (lavendula stoechas

– Poleo (Mentha pulegium)

Aceites esenciales con fenoles y aldehídos aromáticos

Dermocáustico (irritante para la piel) y hepatotóxico (tóxico para el hígado) en dosis altas en personas sensibles, deben evitarse durante todo el embarazo.

– Clavo (Eugenia caryophyllus)

– Hojas o corteza de canela (hojas o corteza de cinnamomum verum)

– Cassia o Canela china (Cinnamomum Cassia)

– Ajedrea (satureja montana)

– Orégano (origanum compactum)

– Tomillo común (thymus vulgaris CT timol)

– Ajowan (Tracyspermum ammi)

Aceites esenciales con geraniol y eugenol

Uterotónicos, solo se pueden usar, por consejo médico, el día del parto para ayudar a la futura madre. Durante el resto del embarazo, obviamente deben evitarse.

– Palmarosa (cymbopogon martinii var. motia)

– Tomillo común con geraniol (thymus vulgaris CT geraniol)

– Monarda fistulosa (Monarda fistulosa)

×
Cart
error: Contenido Protegido!!