Si deseas añadirle a tu producto una fragancia más fuerte (por ejemplo), también puedes añadir aceites esenciales a tus formulaciones de tónicos. Sin embargo, es importante que recuerdes siempre su porcentaje bajo. Puedes añadir uno o una mezcla de aceites esenciales al tónico dependiendo de la «función» que hayas elegido para tu producto.

¿Cómo cambia la fórmula al añadirle aceites esenciales?

• Sigue la fórmula general que te dejé en lecciones anteriores, pero no añadas más del 1% de aceites esenciales. Reduce los hidrolatos, en consecuencia, para hacer 100% de total de la fórmula.
• Una vez que tengas una «función» en mente, puedes elegir un aceite esencial o incluso crear una mezcla de aceites esenciales que creas que funcionaría bien con el producto base.
• Cuando tengas el producto base listo, simplemente añade los aceites esenciales.

Por último, puedes optar por realizar una de las siguientes acciones:

A. Como los hidrolatos son aguas, cualquier aceite esencial añadido flotará en sobre el agua, así que asegúrate de añadirr ‘Agitar antes de utilizar» en la etiqueta.

B. Deja que los aceites esenciales se infundan en la base de hidrolato y después de unos pocos días se tamiza a través del uso de un papel de filtro para café.

Veamos cómo cambia la fórmula cuando añadimos aceites esenciales al ejercicio anterior:

Hidrolato de limón 49%
Hidrolato de pomelo 49.5%
Aceite esencial de bergamota 0,5%
Conservante 1%
Total = 100%

NOTA – Puedes emparejar los hidrolatos que estés utilizando con aceites esenciales a juego (si te decides a añadirlos), o utilizarlos para que se complementen. Como por ejemplo la rosa otto, que debe ser utilizada en cantidades para aprovechar su aroma. Esta sería una oportunidad perfecta para utilizar el hidrolato de rosas e incorporar su hermoso aroma al añadir el aceite esencial de rosa otto.

×
Cart
error: Contenido Protegido!!