1. Estos son los ingredientes de nuestro limpiador:

  • • Agua destilada
  • • Glicerina
  • • Un surfactante
  • • Un conservante

2. Nuestra hoja de formulación se verá así:

FASEINGREDIENTES%GRAMOS
AAgua Destilada89
ACoco Glucósido5
AGlicerina5
AConservante1
TOTAL

Ahora podemos elaborar nuestra fórmula basada en el peso. Pasamos nuestras fórmula a gramos.

Método de formulación:

  • Mezcla la glicerina y el agua en un vaso de precipitados de vidrio.
  • Añade el coco glucósido en otro vaso de precipitados.
  • Añade el tensioactivo a la mezcla de agua y glicerina y revuelve suavemente, pero con algo de ritmo. Si lo revuelves muy lentamente, puedes evitar que los tensioactivos formen espuma.
  • Verifica el pH del producto para asegurarte de que esté dentro del rango compatible con el conservante elegido. Este rango lo indica normalmente el proveedor del conservante. Si el pH no está en un rango adecuado, puede reducirlo añadiendo una solución ácida o aumentarlo añadiendo una solución alcalina de hidróxido de sodio o bicarbonato de sodio.
  • Añade el conservante.
  • Transfiérelo a una botella de espuma y etiquétalo. La botella de espuma bombea aire al producto y produce espuma con una menor concentración de tensioactivo.

Ahora es tu turno. Prepara tu hoja de formulación y crea tu propia versión de una espuma limpiadora.

×
Cart
error: Contenido Protegido!!