Hay tantos ingredientes y tan diferentes disponibles en el cuidado natural de la piel, que la primera pregunta que surge suele ser ¿Cómo saber por dónde empezar? En esta lección daremos un repaso rápido por los diferentes tipos de ingredientes disponibles para nuestras formulaciones.

Manteca/Grasa

Manteca de Karité, Manteca de Cacao, Manteca de Kombo, Manteca de Mango, Manteca de oliva, etc.

Las mantecas son las grasas naturales extraídas de granos (como alubias) y nueces. Estos son a menudo muy gruesos, muy oclusivos en la piel y forman la base de nuestros productos. Algunos ejemplos incluyen manteca de karité, manteca de cacao, manteca de mango y muchos más – asegúrate de investigar algunos de los más exóticos, ya que son los más fascinantes de trabajar.

Aceite

Los aceites fijos también se conocen como aceites portadores o aceites base, son ‘fijos’ porque a diferencia de los aceites esenciales, no se evaporan. Los aceites generalmente se mezclan con las ceras y mantecas para hacer una variedad de diferentes producto como cremas, lociones, bálsamos e hidratantes. Al contrario de las
mantecas y grasas, los aceites son siempre líquidos sin embargo los encontramos en una variedad de viscosidades, colores, aromas y propiedades. Hay cientos de aceites fijos que podrías experimentar con, y la verdad es que es muy fácil emocionarnos por todos los diferentes aceites disponibles. Ve e investiga los diferentes que consigues más fácilmente y te sorprenderás de lo que vas a encontrar. Algunos ejemplos son el aceite de almendras, el aceite de albaricoque, el aceite de semilla de kiwi, el aceite de rosa mosqueta, aceite de semilla de fresa y cientos más. Pronto tendremos aquí disponible toda una biblioteca que nos ayudará a tener toda esta información agrupada y cerca.

Cera

no hace mucho tiempo recuerdo que las ceras que más utilizábamos para formular se resumían a dos: la cera de abejas y la cera candelilla. Pero ya la industria cosmética está revolucionada, y por ello en los últimos años han surgido muchísimas variedades de ceras que podrás encontrar con mucha facilidad. Las ceras a menudo son necesarias cuando se requiere una textura más dura, como en un bálsamo labial, sin embargo las ceras – a diferencia de las mantecas vegetales – no puede penetrar en la piel en absoluto. Antes, forman una barrera que es necesaria para los bálsamos. Algunos formuladores no las utilizan en absoluto, mientras que otros dependen de ellos en gran medida, así que su uso se reduce a la elección y gusto personal de cada uno. Cuando empieces a formular, puedes experimentar con la fabricación de cremas con y sin ceras.

Hidrolato/Hidrosol

Un verdadero hidrosol o hidrolato es el agua de flores que se recoge cuando las plantas pasan por un vapor para destilar sus aceites esenciales. Los hidrolatos tienen una apariencia delicada y un aroma que es similar al del aceite esencial de la planta, pero muy diluido. Son ideales para situaciones que requieren un cuidado suave de la piel.

Usar cualquier tipo de agua floral en nuestras formulaciones reduce la vida útil de tu producto de varios meses a solo unos pocos días siempre y cuando se guarde en la nevera. También habrá que preservar las hidrosoles y muchos proveedores les añaden un conservante cuando se destilan.

Ejemplos de hidrolatos que se usan muy a menudo en cosmética natural son agua de rosas, hidrolato de lavanda e hidrolato de azahar, pero hay cientos de variedades por ahí y particularmente te puedo decir que los proveedores franceses son los que ofrecen hidrolatos fantásticos.

Activos Botánicos

Un activo botánico puede tener muchas formas diferentes – pueden ser macerados o aceites infundidos, glicerinados, tinturas o infusiones a base de agua. El aceite macerado o infundido es un aceite que ha sido infundido con las propiedades de una planta medicinal y/o fragante.
Los aceites macerados son muy fáciles de hacer en casa, pero es necesario asegurarse de que se utiliza materia vegetal seca y que se reemplaza esa materia cada par de días para evitar que entre humedad en el aceite.

Los extractos fluidos son concentrados botánicos, hechos por evaporización de una preparación herbal
como una infusión o decocción que luego se mezcla con glicerina para crear un ‘glicerinado’.
Debido a que la glicerina es un conservante natural cuando se utiliza en una cantidad lo suficientemente grande, los ‘glicerinados’ tienen una vida útil larga. Los ‘glicerinados’ también se pueden hacer infundiendo la planta directamente en la glicerina vegetal pura. Por ejemplo, puedes extraer muy fácilmente el color de la remolacha en glicerina vegetal pura.

Y finalmente, mientras que la mayoría de los botánicos se añaden al cuidado de la piel en algún tipo de
forma, también es factible añadir la planta seca o en polvo a tus formulaciones.

Ejemplos de plantas populares (activos botánicos) en productos para el cuidado de la piel incluyen: Caléndula, Hierba de San Juan, Manzanilla, Cola de Caballo y Lavanda.

Humectantes

Los humectantes son ingredientes que atraen la humedad a sí mismos. Los principales utilizados en el cuidado de la piel son la miel y la glicerina. Ambos ingredientes tienen increíbles propiedades hidratantes y pueden evitar que un producto cosmético se seque.
Sin embargo, ten en cuenta que ambos son muy atractivos para los microorganismos cuando se añaden en pequeñas cantidades en contacto con agua.

Arcillas + Gomas

Las arcillas son ingredientes cosméticos maravillosos para trabajar. Las arcillas se hinchan cuando entran en contacto con el agua y luego aportan un fantástico efecto como de ‘drenaje’ cuando se utilizan en
la piel, que ayuda a absorber el exceso de aceites y cualquier impureza. Algunos ejemplos de arcillas populares: arcilla rosa, arcilla verde y arcilla Caolín, pero hay muchas diferentes que debes investigar.

Las gomas actúan como estabilizadores y espesantes en el cuidado natural de la piel y hay literalmente
docenas de diferentes tipos de gomas naturales para usar. Tres de las más populares son la Goma Xantana, la Goma Arábica y la Goma Guar.

Ten en cuenta que al igual que la miel y la glicerina, las arcillas y las gomas atraen a los microbios ellas mismas cuando entran en contacto con el agua. Las arcillas son casi imposibles de conservar naturalmente.

Exfoliantes

Es posible crear ingredientes exfoliantes moliendo nueces, semillas, granos y legumbres en un polvo fino. Tendrás que asegurarte de que el exfoliante que elijas es adecuado para la cara o para el cuerpo. Exfoliantes abrasivos como los cristales de sal afilados o grandes trozos de cáscara de nuez no deben utilizarse en la piel facial que es delicada, por ejemplo, pero sí que pueden ser fantásticos en el cuerpo.

Los exfoliantes populares incluyen sal, azúcar y semillas de jojoba para la cara, pero deja que tu imaginación fluya con todos los diferentes exfoliantes que podrás encontrar mientras usas diferentes plantas, harinas, frutos.

Funcionales

Dos de las partes más duras de la formulación orgánica del cuidado de la piel son la emulsión y la conservación. En este curso comenzaremos con lo básico. Nuestras lociones ligeras/delgadas las haremos con un emulsionante de origen natural llamado Olivem 1000. Es fácil de usar y bastante fácil de conseguir en todo el mundo, por ello lo he elegido. Para cremas más densas vamos a utilizar el único verdadero emulsionante natural – la lecitina. Y como conservante vamos a utilizar Conservante Eco o Geogard ECT (cosgard 221) que
contiene cuatro compuestos conservantes: alcohol bencílico, ácido salicílico, glicerina y ácido sórbico.

Aromaceuticos

Los aceites esenciales desempeñan un papel destacado en el cuidado natural de la piel, actuando como ingredientes/principios activos – ofrecen una variedad de propiedades de embellecimiento de la piel para marcar la diferencia en tu piel o en la piel de tu cliente. Hay miles de aceites esenciales y alrededor de
200 de ellos se utilizan en el campo de la aromaterapia. En el cuidado de la piel hay 8 aceites esenciales clave y otros 10-15 que también tienen su lugar dentro de los cosméticos. Puedes también incluir absolutos, que son como aceites esenciales pero extraídos con disolventes, o Extractos de CO2, que tienen propiedades similares a los aceites esenciales pero se extraen utilizando extracción de gas CO2 supercrítico.

Esta fue una breve introducción a los ingredientes en el cuidado natural de la piel. Por favor, entiende
que no puedo resumir aquí cada ingrediente natural o derivado naturalmente, porque docenas de estos ingredientes se van añadiendo de forma continua al mundo de la cosmética natural. Te recomiendo que
asistas a ferias/eventos para hablar con proveedores de tu país, así como para descubrir cuáles son los ingredientes locales que podrías usar. Muchos de nuestros compañeros en África, América del Sur o Asia inicialmente se preocupan de que no serán capaces de hacerse con ingredientes, pero no olvides que también puedes aprender a hacer extractos de plantas seguras para el uso en el cuidado de la piel. Opta por los ingredientes disponibles en tu país y usalos en tus formulaciones – estoy segura de que podrás descubrir un ingrediente increíble para compartir con el mundo (no te olvides compartir con nosotras).

×
Cart
error: Contenido Protegido!!