Ahora que ya conoces mejor las bases de la formulación gracias al curso gratuito ‘Cosmética Natural – Aprende a Formular’ ya estás mucho más preparada para comenzar a formular productos orgánicos para el cuidado de la piel.
Sin embargo, antes de empezar, quiero compartir contigo mis cuatro consejos más importantes para que formules como un experto.

1. No tengas miedo al fracaso.

De hecho, estoy aquí para decirte que deberías aceptar el fracaso. Compártelo en nuestro foro (he decidido crear un foro de apoyo para los grupos que estarán disponibles de ahora en adelante), muéstranos lo que salió mal. Y lo más importante, escríbelo. Anota cada ingrediente, cada paso que hayas seguido y exactamente lo que sucedió después de cada uno de ellos. Toma fotos, y apunta todo, estas notas te serán de mucha utilidad en tu diario de formulación.

2. Menos es más.

Mantenlo simple, siempre. Cuando empieces a formular, no mezcles inmediatamente todos tus
aceites caros, mantecas, ceras, hidrosoles y aceites esenciales, es mejor comenzar de forma sencilla. Cuando
probamos un nuevo emulsionante, por ejemplo, usamos agua destilada y un aceite vegetal barato. Al final no quieres tirar todos tus ingredientes más caros a la basura.

3. Conoce tus ingredientes.

Necesitas saber cómo reaccionan tus ingredientes entre sí y cómo funcionan y trabajan solos. Si la primera formulación que haces contiene unos 10 ingredientes y algo corre mal, ¿Cómo sabrás cuál fue el problema? Así que empieza a añadir los ingredientes de tus productos poco a poco para que puedas monitorear con exactitud lo que sucede cada vez que añades un nuevo ingrediente.

4. Sé Paciente: estudia, investiga, ‘haz tus tareas’

Muchos vienen a mí esperando lanzar su propio negocio de cuidado de la piel, después de poquitos meses de comenzar a tener contacto conmigo. Esto es casi imposible y ciertamente que no es nada aconsejable. Tómate tu tiempo. No puedo enfatizarlo lo suficiente. No se puede hacer un bálsamo labial hoy y esperar ir al mercado con él mañana. Incluso si estabas muy contento con la formulación final, todavía se necesita probar su estabilidad. Si tu producto contiene agua, aún tienes que enviarlo para pruebas microbianas. Según el país en que vivas, puede que tengas que trabajar con un evaluador de seguridad cosmética. Y lo más importante, necesitas recibir/percibir un feedback de tus posibles clientes.

Sólo entonces puede que obtengas un producto que puede tener éxito. No olvides que la mayoría de las startups fallan porque se lanzan con un producto que el mercado no quería. Así que ten paciencia y haz tu parte.

Estos cuatro consejos son esenciales para convertirse en un buen formulador cosmético orgánico. No tengas prisa, investiga todo correctamente y siempre asegúrate de mantenerlo simple (menos es más, siempre).

×
Cart
error: Contenido Protegido!!