«Mi tónico presenta nubosidad»

¿Añadiste un solubilizador a tu tónico? ¿Has seguido el porcentaje de dilución recomendada?
La nubosidad siempre es una posibilidad en un tónico con formulado con solubilizador, pero debe mejorar e incluso desaparecer en 24 horas.

«Mi tónico tiene un aroma de aceite esencial muy fuerte»

Reduce la cantidad de aceite esencial de tu fórmula. Cuando utilizamos un solubilizador en nuestra formula, el tónico no tendrá un olor a aceite esencial fuerte, ya que el aceite se dispersará uniformemente en la base
del tónico.

«Cuando utilizo mi tónico, me da la sensación de picor/quemazón»

Si esto pasa, entonces debes comprobar tu formula, ya que esto puede suceder por varias razones:

  • ¿Cuánto aceite esencial añadiste?
  • ¿Cuál es tu conservante y qué porcentaje incluiste?
  • ¿Tus hidrolatos ya están conservados? Si es así, puedes reducir el 1% de conservante en el producto final a 0,8-0,6%.
  • ¿El aceite esencial está uniformemente disperso?

Este es un ejemplo clásico de la importancia de usar el menor número posible de ingredientes para poder
encontrar cuál ellos puede estar causando problemas en la formula. Como siempre, asegúrate de llevar un registro de todo lo que has hecho y añade a tu diario de formulación como referencia.

«Hay puntos aceitosos flotando en la parte superior, a pesar de que utilicé un solubilizador»

Es importante mencionar aquí que si tu conservante tiene partes solubles en aceite, debes mezclarlo con el solubilizador, también.
¿Has comprobado que la relación aceite-solubilizador es correcta? Intenta ajustarlo.

×
Cart
error: Contenido Protegido!!