1. Mi crema se ha separado:
    Si los ingredientes se han separado, es posible que no estés calentando las fases a la temperatura correcta. Recuerda, tanto la fase oleosa como la fase acuosa deben estar a 70ºC para que emulsionen. También debes comprobar que tus porcentajes de emulsionante corresponden con las indicadas por las instrucciones del fabricante/proveedor.
  2. Mi crema es demasiado liquida:
    En general, cuanto más aceite añadas a tu fórmula, más emulsionante necesitarás. Si aumentas el porcentaje de la fase oleosa, tu crema será más espesa. Intenta ajustar bien esa relación, y si aumentas el % de aceite, por supuesto, aumenta el % de emulsionante en consecuencia.
  3. Mi crema es demasiado espesa:
    Intenta reducir el aceite y el emulsionante en la fórmula.
  4. Mi crema tiene una consistencia diferente a la anterior:
    Cuando formulas emulsiones, debes permitir que pasen 24 horas antes de la prueba de la consistencia final. Las cremas hechas con Olivem 1000 se espesarán durante las 24 horas siguientes.
×
Cart
error: Contenido Protegido!!